El ejecutivo intenta contener las ambiciones de las eléctricas… con pocos resultados. El Real Decreto que modifica la Ley de Aguas evidencia el descontrol oficial sobre la gestión que las eléctricas hacen de los embalses. Por otro lado, la amenaza de cierre de las centrales nucleares está fuera de lugar, hay beneficios extraordinarios por derechos de emisión sobre un parque ya amortizado. Los argumentos del gobierno son buenos, pero el sector eléctrico está acostumbrado a ganar.

El Ministerio de Agricultura ha publicado su propuesta de ecoesquemas para la aplicación de la nueva PAC. 1.100 millones de euros -hasta el 25% de las ayudas directas- se repartirán entre siete ecoesquemas principales, de los que solo se podrá escoger uno. La agricultura y ganadería de alto valor natural vuelven a perder en este reparto de fondos. Se desconocen otras intervenciones clave para conseguir una PAC verde y justa: el pago básico y otras ayudas directas, y las medidas de desarrollo rural.

Venta de Alcoa. El CEO de la corporación a nivel mundial desmiente el comunicado de Moncloa. Moncloa emitió un comunicado el lunes después de la visita de la Ministra de Industria a la sede de la compañía en Pittsburgh, en el que afirmaba haber logrado el compromiso del CEO, Roy Harvey, de desbloquear la venta de San Cibrao. A última hora de la tarde la multinacional emitió su propio comunicado en el que dijo que no se comprometió a realizar una venta directa a un tercero además de culpar de la situación en la planta a la inacción del Gobierno español.

Francia. La Asamblea Nacional y el Senado votan la Ley del Clima. Tras meses de revisión, las Cámaras han aprobado esta ley que tiene como objetivo provocar una profunda transformación de la sociedad francesa. Recordemos que además de dirigirse a eliminar las emisiones de vivienda y transporte, incluye medidas de desarrollo cultural a través de la supervisión de la publicidad, información para un consumo más responsable, educación desde la escuela, y el cambio de la dieta (menos carne y más productos de proximidad).

Crisis de las materias primas por el Pacto Verde. El centro de competencia para minería y materias primas de la Cámara de Comercio germano-chilena pondrá en marcha en los próximos días un grupo de trabajo germano-chileno sobre el litio, enfocado en su sostenibilidad. Los temas en los que estará el foco son la reducción de las emisiones en la minería de litio y sobre todo su reciclaje. Esta es una de las medidas que el Ministerio de Economía y Energía alemán está preparando de cara a al gran incremento de la demanda de materias primas asociadas a la transición ecológica (litio, tierras raras, níquel, y cobalto, entre otras) que se espera para 2040.

Teresa Ribera, se une a los críticos y pide una revisión del mercado de derechos de emisión de CO2 a nivel europeo, para mitigar el impacto que su encarecimiento está teniendo sobre la factura de la luz, o al menos así lo ha dicho en el Congreso de los Diputados, donde ha afirmado que su cotización desbocada se ha ido de las manos.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) alerta sobre la falta de inversión en energía limpia. Sólo un 2% de la masa sin precedentes de billones de dólares y euros que los gobiernos a escala global han desplegado a través de sus bancos centrales para dar apoyo fiscal destinado a sostener y reconstruir las economías se ha destinado a medidas de energía limpia. Las emisiones globales de CO2 van camino de establecer un nuevo récord en 2023.

La pronunciada corrección de los mercados de valores a escala global el lunes fue atribuida por los analistas al fuerte crecimiento mundial de los casos de la denominada variante Delta de la Covid-19. Un incremento preocupante. De acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos aquella se convertirá en la dominante en ese país. Ni la alta tasa de vacunación, ni las vacunas en sí, parecen capaces de detener el efecto del contagio de esta variante aunque la mortalidad haya decrecido. En respeto a la razón medioambiental es forzoso admitir que el desarrollo de esta variante, aunque no mate, puede dar paso a mutaciones más agresivas contra las cuales las vacunas desarrolladas no muestren la eficacia esperada. Los inversores institucionales parecieron tener un rapto de conciencia de esta posibilidad y salieron de las acciones... pero por poco tiempo.

La subida en los mercados ayer fue interpretada como la evidencia de que no hay en qué invertir y que más vale regresar a la bolsa. Es difícil determinar si esta interpretación es un manto vergonzante echado sobre la política de los grandes especuladores o encierra una verdad. Lo que está claro es que un mercado que un día dice no y al siguiente dice sí prepara una corrección quizá catastrófica. Hay un dato a tener en cuenta, los precios futuros del crudo que cayeron el lunes y se recuperaron el martes, quedaron para los contratos del West Texas Intermediate un 10% por debajo de sus máximos recientes de 67,42 dólares por barril. Esto puede indicar que la especulación no se fía de la demanda creciente de crudo, y teme que el compromiso de bombear más de la OPEP+ tenga el efecto de deprimir los precios. La sombra de la pandemia sobrevuela esta opinión porque las nuevas variantes pueden obligar a la intermitencia en la producción de bienes y servicios.

Así las cosas el vínculo entre pandemia y medio ambiente se sostiene por sobre todas las cosas en la medida que la humanidad es un polo insoslayable de la propia naturaleza. La economía al final no es otra cosa que las leyes que determinan la asociación de la humanidad entre sí para producir. La existencia de epidemias zoonóticas como la Covid-19 o las que la precedieron, ya sea en Estados Unidos o México -gripe porcina-, en Vietnam -gripe aviar- o en China la que nos afecta ahora, está directamente relacionada con las condiciones de existencia en las proximidades de centros de producción de carnes y en el contacto entre especies de cría y fauna salvaje. Es decir la interacción entre hombre y medio ambiente. Pero si no hay producción hay colapso. Esto es lo que se olieron los inversores institucionales el día en que el primer ministro Boris Johnson dijo que mantener las restricciones era retrasar lo inevitable. Ça veut dire quoi?