Breves

EDP vende la segunda mayor cartera hidroeléctrica de Portugal por 2.200 millones de euros a un consorcio organizado por Mirova y participado por Engie (40%), Credit Agricole Assurances (35%), y un vehículo, MH4, que agrupa inversiones de Banca March, Merseyside Pension Fund, Natixis Assurances, Groupama, EB Erneuerbare Energien Fonds Europa y LHI Group y que en conjunto posee el 25% del nuevo instrumento. La operación, según Mirova, representa una de las principales transacciones renovables en Europa durante la última década y demuestra un aumento significativo en el tamaño de las transacciones además de resaltar un nuevo apetito entre los inversores institucionales por ser inversores directos en grandes proyectos de infraestructura renovable.

El Ministerio de Agricultura alemán quiere un impuesto fronterizo sobre el carbono para las importaciones agrícolas. Sería un nuevo golpe al tratado UE-Mercosur y pondría en jaque la asociación con Marruecos, dos ejes fundamentales para España. Los agricultores y ganaderos alemanes por su parte, presionan al gobierno y ocupan hoy espacio en todos los medios nacionales con su propuesta de un bono a la producción alemana que aumentaría los costes de la cesta básica y, al utilizar dinero público, sería posiblemente contrario a la legislación europea de competencia.

China avanza a toda velocidad hacia su transición energética. Según las estadísticas publicadas ayer por el gobierno, durante 2020 la red eléctrica nacional agregó 13,23 GW de generación hidroeléctrica, 71,67 GW eólicos y 48,2 GW fotovoltaicos.

Joseph Biden juró ayer como Presidente de EEUU. Se estima en 1,4 billones de euros el volumen de inversiones que generará la vuelta del país al acuerdo de París y el Green New Deal que llevaba en su programa electoral. Las eléctricas y las instituciones europeas ven por tanto un gran mercado en el futuro inmediato.