Claves del 11 de mayo

Frans Timmermans advierte sobre los riesgos de intervenir en el mercado de emisiones de carbono tras la subida por encima de los 50 euros de la tonelada de CO2. El vicepresidente de la UE defiende que para lograr los objetivos climáticos propuestos este precio debe ser aún más alto. Considera que una intervención política tras el aumento registrado, podría crear un precio no basado en el mercado, y eso socavaría absolutamente la credibilidad del sistema de comercio de emisiones.

La fabricación de vehículos eléctricos será más barata que la de los vechículos de combustión antes de 2027, según un estudio de Bloomberg New Energy Finance (BNEF) encargado por Transport & Environment. Los tipo sedán y SUV eléctricos serán tan económicos de fabricar como los vehículos a gasolina a partir de 2026, y los autos pequeños los seguirán en 2027. En cuanto a los utilitarios, los modelos livianos serán más baratos de fabricar a partir de 2025 y los pesados desde 2026. En consecuencia, los vehículos serán también más baratos de comprar, en promedio, inclusive antes de las subvenciones por lo que según el informe los eléctricos podrían constituir el 100% de las ventas de vehículos nuevos en la UE en 2035.

Holanda concede cerca de 2 millones de euros a Shell y ExxonMobil para el que aspira a ser uno de los mayores proyectos de captura de carbono del mundo. Tiene como finalidad capturar el CO2 que emiten las refinerías y fábricas instaladas en el puerto de Rotterdam y almacenarlo en campos de gas vacíos en el Mar del Norte. La ayuda económica se otorgará en forma de subsidios para compensar a las empresas el coste adicional de capturar gases de efecto invernadero en lugar de emitirlos. La compañía adminsitradora del puerto se encargará de la infraestructura de transporte del CO2 hasta alta mar.

El Grupo Red Eléctrica ha realizado hoy una emisión de bonos verdes de 600 millones de euros a un plazo de 12 años con un tipo de 0,625%. La emisión, realizada a través de su filial Red Eléctrica Financiaciones, ha contado con una importante demanda de inversores internacionales y nacionales, en torno a 2.000 millones de euros. El margen de crédito de la operación -38 puntos básicos- es el más bajo que se ha registrado en el mercado español en la última década para operaciones de plazo superior a 10 años y se sitúa también por debajo del Tesoro español al mismo plazo. Han participado en la operación Bankinter, BBVA, Barclays, BNP Paribas, CaixaBank, Citi, ING, Mizuho, MUFG y Santander y se ha convertido en la más estrecha en spread de crédito para una corporación española emitiendo por encima de los 10 años.

Repsol ha comenzado las obras del mayor proyecto renovable de la compañía hasta la fecha: Delta II. Una vez completado, tendrá una capacidad total de 860 MW distribuida en 26 parques eólicos ubicados en las tres provincias de Aragón, y permitirá suministrar electricidad a cerca de 800.000 hogares. Repsol ha iniciado la construcción de los dos primeros parques, La Cometa I y La Cometa II, que suman 60 MW de potencia y cuya entrada en funcionamiento está prevista para el primer trimestre de 2022. Este año prevé comenzar las obras de otros tres parques más de Delta II, que está previsto se completen en 2023.

Alemania inaugura en el puerto de Rostock-Warnemünde la mayor central de suministro eléctrico a partir de la red terrestre de Europa, con energía verde. La calidad del aire en los puertos se ve afectada, entre otras cosas, por el hecho de que durante las esperas en el muelle y la carga y descarga, los barcos generan la electricidad necesaria dejando en marcha los motores. El Ministro de Economía, Peter Altmaier, que lideró la ceremonia de inauguración, declaró que para que muchos otros puertos marítimos y de interior puedan seguir este ejemplo, el Gobierno Federal ha aportado 176 millones de euros de financiación federal hasta 2024 para promover la electricidad de red terrestre respetuosa con el clima en los puertos de todo el país. El sistema de suministro eléctrico del puerto de Rostock-Warnemünde costó alrededor de 19 millones de euros y está financiado por el gobierno federal (45%) el del lander de Mecklemburgo-Pomerania Occidenta (45%) y el gobierno municipal (10%).