Claves del 21 de julio

Once estados miembros de la UE firman una carta abierta exigiendo un amplio debate sobre la nueva estrategia forestal de la UE, una de las iniciativas emblemáticas del Pacto Verde Europeo propuesta la semana pasada. La carta, iniciativa de Austria, ha sido firmada por Rumanía, Alemania, Finlandia, Hungría, Polonia y la República Checa. Los firmantes señalan que la nueva estrategia implica un aumento de los costes de conservación y sobre todo de las indemnizaciones que se tendrán que pagar a los productores madereros, muy importantes en estos países. No rechazan la propuesta pero reclaman diálogo para establecer criterios claros de compensación y financiación.

Investigación a Iberdrola por encarecer el precio de la luz un 26,5% en el invierno de 2013. La instrucción del caso en la Audiencia Nacional se cerrará el próximo 28 de julio. El informe de la CNMC remitido al juez instructor sostiene que la eléctrica encareció el precio provocando una afección a las comercializadoras del mercado libre. El Gobierno frenó el efecto que ello podría tener en el mercado semirregulado del Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) al cambiar el sistema de la subasta. Así, quienes experimentaron de forma directa el perjuicio fueron las comercializadoras del mercado libre, que a su vez y previsiblemente, habrían subido las tarifas a sus clientes.

Reacciones al nuevo régimen de comercio de emisiones para el transporte por carretera y la calefacción. En la primera reunión de los Ministros de Medio Ambiente de los 27 después de la presentación del paquete, se expresaron muchas reservas, dijo en rueda de prensa Andrej Vizjak, ministro de Medio Ambiente de Eslovenia. Vizjak no indicó de qué países provenían las reservas y aunque se mostró convencido de que al final se llegará a un acuerdo, afirmó que será un hueso duro de roer. Ya han hecho declaraciones públicas críticas Polonia, Luxemburgo y Francia. Frans Timmermans por su parte, criticó a aquellos que advierten de un posible resurgir de los chalecos amarillos y se escudó en las recientes inundaciones para decir que todos los que hablan sobre el coste de abordar la crisis climática también deberían pensar en el coste de no abordar la crisis climática.

EE.UU. Los senadores demócratas proponen un impuesto fronterizo basado en emisiones con la vista puesta en China. El plan pretende gravar el hierro, el acero y otras importaciones de países sin leyes climáticas ambiciosas. Permitiría, según sus cálculos, recaudar 16.000 millones de dólares anuales.