Claves del 23 de junio

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, junto a Josu Jon Imaz, CEO de Repsol El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, junto a Josu Jon Imaz, CEO de Repsol

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, podría ser imputado a petición de la fiscalía anticorrupción en la causa Tándem. La investigación busca determinar si Iberdrola contrató los servicios del excomisario José Manuel Villarejo para espiar, entre otros, al presidente de ACS, Florentino Pérez. El juez García Castellón ya imputó al jefe de seguridad de Iberdrola, Antonio Asenjo, por revelación de secretos y cohecho. la petición se produce tras la celebración de la junta de accionistas del Iberdrola, y podría dejar a Galán en una posición delicada frente a sus accionistas. Glass Lewis, empresa que asesora a accionistas institucionales de grandes corporaciones ya había advertido que, en relación con el proceso judicial abierto en el denominado caso Villarejo, los accionistas deberían estar preocupados con el daño reputacional que las investigaciones han causado a la empresa. Además el fondo activista Calvert advirtió en la junta sobre las «severas controversias ESG identificadas en la compañía» buscando la complicidad de BlackRock y de Norges Bank, ambos referentes de la inversión social y sostenible.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, junto a Josu Jon Imaz, CEO de Repsol
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, junto a Josu Jon Imaz, CEO de Repsol

Finanzas verdes. La CNMV establece a los fondos la condición de superar el 50% en inversiones medioambientales o sociales para denominarse como inversiones ASG (ambiental, social y de gobernanza). Este paso supone la aplicación de la normativa europea en esta materia. En el caso de las comunicaciones comerciales se podrán usar referencias a términos ASG siempre que el mensaje publicitario esté alineado con la información de folleto. La vicepresidenta de la CNMV espera que con un marco claro, los fondos de este tipo se duplique a corto plazo en España, pasando de los 60 productos actuales hasta los 130. En este sentido, BBVA ha formado a 75 mil personas de su plantilla en sostenibilidad. El objetivo de la entidad es acreditar a sus profesionales en las principales certificaciones de referencia internacionales en finanzas verdes y sostenibles.

Shell se asocia a las eléctricas noruegas BKK y Lyse para presentarse a la próxima subasta eólica marina. La oferta conjunta contempla la instalación de aerogeneradores flotantes fijos en la plataforma continental noruega. Se trata del primer movimiento de la petrolera tras la sentencia en contra de su estrategia de transición energética. El mercado está pendiente del nivel de precios que surjan de esta puja por el antecedente de la subasta británica de este año. Las petroleras han mostrado estar dispuestas a pagar en exceso para asegurarse una posición en la eólica marina.