Claves del 8 de junio

El recibo mensual del usuario medio se dispara un 42% interanual en los primeros 7 días de junio según FACUA-Consumidores en Acción. La asociación de defensa de los consumidores ha realizado una estimación con los precios aplicados del 1 al 7 de junio. El usuario medio utilizado por FACUA en su análisis tiene una potencia contratada de 4,4 kW y un consumo de 366 kWh mensuales. En cuanto a los porcentajes de consumo en los tres nuevos tramos horarios de facturación, ha tomado como referencia el actual perfil de usuario medio sin discriminación horaria publicado por la CNMC, que consume el 45% de la electricidad en el horario valle, el 29% en el horario punta y el 26% en el horario llano. Si se extrapolan a un mes completo los precios aplicados del 1 al 7 de junio, el recibo del usuario medio alcanzaría los 86,00 euros (impuestos incluidos) y sería el tercero más caro de toda la historia.

Klima Energy Transition Fund, el fondo temático verde desarrollado por Alantra en colaboración con Enagás, ha alcanzado un primer cierre de más de 80 millones euros. Klima busca oportunidades de inversión mediante la adquisición de participaciones minoritarias en empresas con alto potencial de crecimiento en sectores de la transición energética como hidrógeno verde, biogás, eficiencia energética, baterías, transporte sostenible o digitalización de las redes eléctricas. Este fondo tiene un tamaño objetivo de 150 millones de euros y cuenta en su primer cierre con una base inversora diversificada que incluye a inversores institucionales, compañías energéticas, instituciones públicas y family offices. El equipo de inversión está presente en Francia, Alemania y España.

Eni lanza con éxito un bono vinculado a la sostenibilidad por un monto nominal de mil millones de euros. La transacción se colocó en el mercado internacional de eurobonos, en el marco de su actual Euro Medium Term Note Programme. La emisión sigue a la adopción por Eni del Marco de Financiamiento Vinculado a la Sostenibilidad publicado el 20 de mayo de 2021 y representa el primer bono vinculado a la sostenibilidad del mundo en el sector.

¿Bitcoin verde? Aumentan las iniciativas para hacer más sostenibles a las criptomonedas, que cada vez soportan más presión por la cantidad de energía que requieren. Algunas propuestas pasan, incluso, por modificar la estructura tecnológica actual para rebajar el peso de los grandes centros de minería, algo que sus adeptos ven inviable. La solución más aceptada pasaría por utilizar solo energía renovable, lo que presenta grandes dificultades, de nuevo, por la cantidad de energía requerida. También se plantea que cada Bitcoin proporcione información sobre la electricidad utilizada para su producción, como una idea para evitar el veto creciente por ser uno de los productos más insostenibles del planeta.