Costa: “Es hora de cumplir”

Antonio Costa presentó este mediodía los planes de la presidencia portuguesa de la UE para una Europa más verde, más igualitaria y más social. Un proyecto que encabezará durante los próximos seis meses y en los que espera recuperar la sintonía Atlántica y avanzar en las relaciones entre la UE e India.

Antonio Costa durante la presentación de la Presidencia del Consejo de la UE

No aportó grandes novedades a las líneas prioritarias ya anunciadas. Tras una sesión de presentación y debate en la Eurocámara, compareció en rueda de prensa junto a Ursula Von der Leyen y David Sassoli. En palabras de Costa, es tiempo de actuar. Las etiquetas clave para los próximos seis meses son: Resiliente, social, verde, digital y global.

Con repetidas referencias al Covid, Costa apeló a una respuesta de la UE que, en colaboración estrecha con los estados permita vacunar en igualdad de condiciones a todos los europeos. El lema de la presidencia portuguesa es: Es hora de cumplir, en referencia a los objetivos medioambientales, las promesas sociales y la construcción de un espacio europeo cohesionado y con presencia global. En este marco, dedicó especial atención al Pacto Verde y a los fondos Generation Next, pilares estratégicos para la recuperación económica.

En materia geopolítica, dio la bienvenida a Joseph Biden como nuevo presidente de los EEUU. Un cambio que desde las instituciones europeas se mira con esperanza. Para Costa es importe recuperar las relaciones atlánticas, y, en este sentido, en los próximos meses ha anunciado que trabajará para que el Reino Unido, que ahora camina sólo, se convierta en un socio de referencia para la UE. Durante el semestre, espera fortalecer la presencia y las relaciones en América Latina, África y Pacífico.

Para finalizar anunció la celebración en Oporto de una cumbre UE-India en el mes de mayo. Una cumbre que estaría centrada en la colaboración científica y aeroespacial, lo digital y el sector farmacéutico. Este movimiento supone toda innovación en política europea en un momento en el que la UE intenta ganar autonomía respecto a China y EEUU. Una noticia que sin duda recibirán con alegría los grupos energéticos europeos, que como Total, tienen intereses crecientes en India, ahora vestidas de verde.