Nueva directiva de Eficiencia Energética

La nueva directiva de eficiencia energética acelerará la rehabilitación de edificios. La nueva directiva de eficiencia energética acelerará la rehabilitación de edificios.

Como parte del paquete de medidas que la Comisión Europea tiene previsto anunciar el 14 de julio Bruselas debate una Directiva de Eficiencia Energética renovada que fijaría objetivos más estrictos al comportamiento energético de los edificios del bloque. El parque de edificios representa más de un 33% de las emisiones de gases de efecto invernadero en la Unión Europea y suponen un 40% del consumo energético.

Tabla de contenidos

Objetivos de la nueva directiva de eficiencia energética

La agencia Reuters ha difundido las líneas generales de la reforma de la Directiva contenidas en un documento al que ha tenido acceso. El objetivo de la renovación de edificios sobre la base de la financiación que la CE ha perfilado para los planes de inversión post COVID 19 es mejorar la eficiencia energética y contribuir a la actividad económica.

La nueva directiva de eficiencia energética requerirá de los estados miembro la implementación de medidas para reducir el consumo final de energía en el 1,5% anual entre 2024 y 2030, casi duplicando en los hechos el actual requisito de una reducción del 0,8%.

Este objetivo podría alcanzarse con una mejora del aislamiento de los edificios o con la instalación de sistemas de calefacción y refrigeración más eficientes. Europa actualmente renueva al año apenas el 1% del parque de edificios para el ahorro energético. Bruselas por su parte aspira a que los estados miembros de la UE utilicen parte del fondo de recuperación de la pandemia de COVID-19 para lanzar una ola de rehabilitaciones de edificios en clave verde.

La rehabilitación de edificios implica un acelerador del empleo local además de contribuir al bienestar de los habitantes al recortar las emisiones de gases de efecto invernadero, lo cual hará que esta propuesta sea políticamente atractiva en términos del empleo de los fondos para la recuperación económica de acuerdo con las fuentes consultadas.

El problema implícito en la propuesta de nueva directiva de eficiencia energética es que la introducción de mejoras no resuelve algunos de los problemas básicos de la industria de la construcción como el alto grado de emisiones que tiene la producción de cemento y hormigón, algo que Europa es una de las pocas regiones del mundo que ha encarado al aplicar derechos de emisión a la industria del cemento. Esto no obvia que la industria del cemento se encuentra frente a un reto de considerable magnitud.

Efecto multiplicador

La nueva directiva de eficiencia energética obligará a los estados a todos los niveles a rehabilitar edificios públicos
La nueva directiva de eficiencia energética obligará a los estados a todos los niveles a rehabilitar edificios públicos

Una de las medidas que considera la nueva directiva de eficiencia energética, y que tiene un efecto multiplicador significativo, es la exigencia de que los estados miembro renueven el 3% al año del parque de edificios que son de su propiedad y están ocupados por todos los cuerpos de la Administración Pública para transformarlos en edificios con un nivel cercano a cero en materia de pérdida energética.

Esto implica una ampliación del horizonte actual de rehabilitación del 3% de los edificios de la administración del gobierno central al incluir un volumen mucho mayor del stock de edificios de Europa, incluyendo hospitales, edificios gubernamentales, colegios y vivienda social. Una aplicación racional de los recursos en un país como España, en el que existe un marcado déficit energético y de infraestructuras en los edificios públicos, incluido el sistema hospitalario y educativo, podría suponer un verdadero revulsivo.

Es previsible que un programa de esta naturaleza, que supone un efecto económico multiplicador inmediato, desate una verdadera batalla por los recursos entre las empresas de servicios que aspiren a participar en esos programas.

No está claro del documento que ha trascendido que los mecanismos de adjudicación de esos recursos sean detallados por la CE. En materia de proyectos para el Plan de Resiliencia español, el Gobierno ha hecho una solicitud de interés a las empresas privadas que han aportado una cantidad sustancial de iniciativas sin que de momento se hayan establecido los mecanismos para la adjudicación mediante concurso de las partidas para el desarrollo de esos proyectos.

Los edificios pertenecientes a los gobiernos centrales representan menos del 1% del total de 260 millones de edificios en la UE, mientras que el conjunto de los edificios de las administraciones públicas, incluyendo las locales y autonómicas, suponen a grandes rasgos el 10% del total.

El efecto supondría la rehabilitació de unos 700.000 edificios al año, sobre la base de estimaciones de la industria de la construcción. La Directiva de Eficiencia Energética tiene previsto aumentar las exigencias del estándar que deben cumplir los edificios que se renueven. Esto implica un mecanismo de control que se supone será delegado en los gobiernos de los respectivos países miembros.

Incertidumbres

El triálogo entre Parlamento, Comisión y Consejo Europeo dará forma al borrador de la nueva directiva de eficiencia energética

En la medida que el documento filtrado es un borrador del proyecto de nueva directiva de eficiencia energética, su naturaleza puede cambiar de forma significativa en el proceso de la negociación entre las partes hasta su publicación el 14 de julio como parte del paquete de políticas de la UE para acelerar la reducción de las emisiones europeas de gases de efecto invernadero.

Dentro del conjunto de medidas que se van a hacer públicas en el borrador de la nueva directiva de eficiencia energética se incluye un sistema de precios para las emisiones de carbono en el transporte y la calefacción de edificios que ya ha sido filtrado a la prensa, además de un fondo social para ayudar a los hogares vulnerables a hacer frente a los incrementos de costes.

Bruselas tiene previsto modificar más adelante este año los estándares mínimos para la eficiencia energética de los edificios que podría obligar a los propietarios de edificios a mejorar las instalaciones antes de ofrecerlas en alquiler, lo que incluiría las ayudas financieras para que los propietarios acometieran esas mejoras.

Las nuevas políticas a incluir en la directiva de eficiencia energética requieren un proceso de negociación una vez anunciadas por la CE. Involucra a los estados miembro y al Parlamento Europeo en lo que se da en designar como triálogo en la jerga diplomática. El proceso puede demandar dos años de acuerdo con las experiencias previas.