Directiva sobre la fiscalidad de la energía: trimestre decisivo

Frans Timmersmans La fiscalidad verde en el plan de recuperación queda atrás de lo avanzado por Timmersmans.

La Comisión Europea (CE) se acerca al final de una interminable hoja de ruta frente a un tema crucial en la descarbonización de la economía: la reforma de la Directiva sobre la fiscalidad de la energía. Hace una década que de una forma u otra este asunto está planteado, pero cualquier avance ha sido bloqueado de forma sistemática.

Desde 2015 el tema sobrevuela la cabeza de los funcionarios de Bruselas, por cierto muy bien pagados mientras el paro juvenil en España está en el 41%. Una cuestión acerca de la cual el vicepresidente de la CE para el Pacto Verde, Frans Timmermans, se mostró muy dolido en una rueda de prensa celebrada el 26 de marzo. En ella contestó a diversas preguntas de jóvenes españoles y de forma tangencial se refirió a una pregunta de EU Green Deal News sin darle respuesta.

Tabla de contenidos

El IEEP, la Comisión y la propuesta de sustituir cargas sociales por un impuesto a las emisiones

Reforma de la Directiva sobre la fiscalidad de la energía

La pregunta: Sr. Timmermans, está usted de acuerdo con el IEEP y el Comisario de Pesca Sinkevicius cuando afirman que una nueva tasa pan europea sobre emisiones asociadas a ciertos productos y organizada a través del sistema del Impuesto al Valor Añadido es necesaria para acelerar la reducción de emisiones?

Venía a cuento de una presentación hecha por la Comisión Europea sobre un estudio del Instituto Europeo de Estudios para el Medio Ambiente (IEEP, por sus siglas en inglés) en el cual se defendió como propuesta la sustitución del impuesto de sociedades y las cargas sociales de las empresas por un régimen fiscal basado en la penalización de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Opacidad en Bruselas

Eugreendeal.news informó detalladamente sobre este evento en su edición del 5 de febrero. Ante lo llamativo de la cuestión este medio intentó obtener más precisiones de los contactos de prensa y portavoces de la CE. El esfuerzo fue en vano. La portavoz coordinadora del Pacto Verde Europeo, Vivian Loonela, directamente no contestó a nuestros correos electrónicos ni a las llamadas de teléfono.

Con quien si logramos hablar por teléfono fue con Tim McPhie, portavoz para Acción sobre el Clima y Energía. Este nos remitió un correo electrónico con un enlace ¡para el evento sobre el que le preguntábamos y al que ya habíamos asistido! y otro para los comentarios que organizaciones, asociaciones, empresas y particulares hicieron durante el periodo de alegaciones públicas de la propuesta de Reforma de la Directiva sobre Fiscalidad de la Energía.

El hecho es que el periodo de consulta pública se cerró el 14 de octubre de 2020 sin que se le diera la más mínima publicidad. De acuerdo con las previsiones de la CE el acuerdo sobre la reforma de la Directiva se debería encarar en el segundo trimestre de este año, es decir en el que comenzó esta semana.

Los comentarios a la propuesta de Reforma de la Directiva de Fiscalidad de la Energía

Entre los comentarios a la propuesta de Bruselas figuran los efectuados por AELEC, AENA, Repsol, Confebus, OFICEMEN, Iberdrola y ACOGEN. Esto supone grandes empresas generadoras de energía y grandes consumidores, es decir las eléctricas, algunas electrointensivas así como la asociación de cogeneradores de electricidad que tienen una larga lucha en la retribución de la interrumpibilidad.

Que esta cuestión no sólo incumbe a la lucha contra las emisiones, sino que toca al corazón mismo de la competitividad entre países miembros de la Unión Europea (UE) queda a la luz con el siguiente dato: a 1 de marzo de 2021 los precios finales en la industria electrointensiva en España referidos a febrero eran 26,9 € más caros por MWh que los de Francia y 22,3 € más caros por MWh que los de Alemania según los datos publicados por la Asociación de Empresas con Gran consumo de Energía (AEGE).

Hablar del paro juvenil en España sin tomar en cuenta este dato y hablar en general del Pacto Verde Europeo y el desarrollo del hidrógeno como futuro vehículo de la energía, es un intento de seducción deshonesta de la juventud castigada por el desempleo.

Está claro que la Directiva sobre fiscalidad de la Energía actual está por completo fuera de los objetivos de emisiones cero en 2050. Es necesario que su reforma se ajuste a esos objetivos. Pero no se puede convertir en un campo de batalla de intereses económicos faccionales y prerrogativas nacionales. Ni se puede transformar en una palanca para incrementar las desigualdades sociales al socaire de la reducción de las emisiones mediante un traslado de rentas en beneficio de los capitales más concentrados.

Solo por dar un ejemplo, los desniveles en la competitividad atentan contra la posibilidad de trabajos estables en industrias electrointensivas que ofrecen empleos de calidad en economías circulares como la del acero.

¿Qué significa la propuesta del IEEP en el marco del debate sobre la reforma de la Directiva sobre la fiscalidad de la energía?

Cuando estas cuestiones están en debate, sorprende profundamente la irrupción de un estudio del IEEP como rayo en cielo sereno.

El solo principio de gravar las emisiones en lugar de los beneficios y excluir las cargas sociales da por supuesto que las empresas más rentables son las más contaminantes y que aplicar sobre ellas impuestos de forma selectiva va a reemplazar de forma automática la redistribución de la riqueza que los capitales más concentrados generen. Con un efecto colateral aun más perverso como es la eliminación de las cargas sociales de las empresas, que serían indirectamente suplidas por las tasas sobre las emisiones.

Esto que no necesariamente es así, abre por el contrario la puerta para que los capitales más concentrados se deshagan de forma rápida de sus segmentos más contaminantes -por ejemplo la industria eléctrica alemana o española- y se coloquen en un nivel impositivo privilegiado sustrayendo la redistribución parcial de sus beneficios al conjunto de la sociedad y prescindiendo al mismo tiempo de las cargas sociales.

La sola presencia del Club de Roma en un lugar destacado en la presentación del estudio del IEEP levanta las necesarias suspicacias sobre este posible objetivo encubierto y hace pensar que la maquinaria de calbildeo se ha puesto en marcha en Bruselas con su ferocidad habitual. El objetivo no puede ser otro que dar forma a la Directiva sobre la fiscalidad de la energía.

Mientras tanto, respecto del silencio de los portavoces de la CE sobre esta cadena de incidentes lo menos que se puede decir es que indigna, y se suma a la falta de transparencia con la que se pretende manejar el proceso.

Desde luego la propuesta del IEEP no es un objetivo de la CE pero pretende introducir una cuña en el desarrollo del debate. Mientras tanto hay siete comentarios españoles entre los 180 recogidos en el periodo de audiencia pública de la reforma de la Directiva sobre la fiscalidad de la energía. Y aunque es necesario un análisis de todos ellos, hay rasgos comunes que los identifican y caracterizan.

Algunas consideraciones vertidas por empresas productoras y consumidores electrointensivos españoles en la documentación

En la documentación sobre las aportaciones y consideraciones vertidas sobre la reforma de la Directiva sobre la fiscalidad de la energía encontramos:

  • Algunos aspectos de la reforma fiscal pueden tener un impacto especial en los sectores más expuestos a la competencia internacional
  • La regulación deberá considerar situaciones como las provocadas por la importación de energía de Marruecos que no están sujetas al sistema de derechos de emisión de carbono…
  • La fiscalidad puede crear desigualdades sociales que deberían ser compensadas para una transición energética justa
  • Se debe considerar el aspecto social regresivo de aplicar a los precios de la energía algunos costes sociales y de políticas regionales…
  • Es necesario comprender que en algunos países el principal componente de los precios pagados por el consumidor final tienen un componente parafiscal vinculado a los subsidios de los gobiernos y al suministro de electricidad…