Expertos del Ministerio de Economía alemán: Alemania debe producir energía renovable en otros países para llegar a sus objetivos climáticos

El Ministerio Federal de Economía de Alemania presentó el octavo informe de seguimiento de la Transición Energética. El ministerio de Peter Altmaier se muestra complaciente: los objetivos de renovables se han superado y la transición marcha por buen camino y a buen ritmo. Sin embargo, el dictamen del comité de expertos que acompaña al informe niega su hipótesis de partida y recomienda un cambio radical para evitar el colapso de la transición ecológica en el país que más rápidamente avanza en Europa. Las empresas alemanas podrían compensar sus emisiones con electricidad producida con fuentes renovables en España, Grecia y otros países europeos.

¿Cuál es el problema principal?

La principal crítica del comité de expertos es que el escenario del gobierno parte de que la demanda de electricidad de Alemania podría mantenerse más o menos constante hasta 2030 pero las tendencias de crecimiento en la electromovilidad, la electrificación de la calefacción y la demanda derivada del uso industrial del hidrógeno verde hacen que…

…resulte más probable que la demanda de electricidad aumente en alrededor de un 10%

Dictamen del Comité de Expertos

La diferencia basta para poner en jaque el objetivo gubernamental: 65% de producción renovable en 2030. Si a eso le sumamos, dicen los expertos, la previsible adopción por la UE de un objetivo de reducción de emisiones para ese año del 55% (ahora es de un 40%), sería necesario acelerar, reforzar y transformar las políticas actuales.

Si no se hace así, el peligro es la reubicación indeseada de las emisiones en el exterior porque, según advierten, los datos apuntan a que Alemania pasará de ser un exportador neto a un importador de electricidad en los próximos años.

¿Qué recomienda el comité?

Los expertos insisten en que sería conveniente una mayor expansión de las energías renovables pero dudan que, por distintos motivos, pueda llegar a hacerse a tiempo. Proponen enfrentar el problema a nivel europeo mediante una reforma que permita compensar CO2 contra producción renovable realizada con inversiones alemanas en otros países europeos como España.

Los mecanismos de financiación y, en particular, las inversiones en sistemas de energía renovable realizadas en el extranjero pueden compensarse con los objetivos nacionales de los estados miembros individuales

Dictamen del Comité de Expertos

Es decir, lo que el comité propone es que sin debilitar en modo alguno las ambiciones de expansión interna, Alemania realice parte de su objetivo de producción renovable en países del Sur de Europa.

Cambio cultural y precios de CO2

Los expertos también contradicen al gobierno en su perspectiva sobre la movilidad eléctrica. No ven posibles alcanzar los objetivos sin cambiar los hábitos del transporte individual motorizado al transporte público. Tanto más cuanto casi simultáneamente a la aparición del informe, el gobierno declaró que quería doblar los objetivos europeos de uso de las energías renovables en el transporte para 2030 y llegar a un 28%.

Como instrumento principal de la Transición Energética, el Comité propone aumentar los precios del CO2 en paralelo a una bajada drástica de los impuestos y recargos en la factura. Proponen además reducir los subsidios y subvenciones a actividades consideradas nocivas para el medio ambiente.


El Comité, dirigido por el economista ambiental Andreas Löschel de la Universidad de Münster, integra a Veronika Grimm de la Universidad de Nuremberg, Barbara Lenz del Centro Aeroespacial Alemán (DLR) y Frithjof Staiß del Centro de Investigación de Energía Solar e Hidrógeno de Baden-Württemberg (ZSW). Posan en la foto con el Secretario de Estado de Energía (tercero por la izquierda).