GWEC: “El mundo necesita con urgencia acelerar el despliegue eólico”

GWEC: «El mundo necesita con urgencia acelerar el despliegue eólico» GWEC: «El mundo necesita con urgencia acelerar el despliegue eólico»

Alrededor de todo el mundo, los países necesitan incrementar con urgencia el despliegue de la generación eólica para poder hacer frente a la emergencia climática, de acuerdo con la campaña que presentó el Consejo Global de la Energía Eólica (GWEC, por sus siglas en inglés) esta semana en el Día Mundial del Viento denominada Wind, are you in? La asociación señala que nos encontramos en una década decisiva para la acción frente al deterioro del clima. El sector eólico intensifica su llamamiento para una urgente acción frente al clima con la vista puesta en la conferencia COP26 en noviembre este año (para ver el informe GWEC 2021 sobre los avances en el 2020 ver el Global Wind Report).

Tabla de contenidos

Wind, are you In? campaña del GWEC

Vídeo promocional del GWEC con los principales resultados de su Global Wind Report

GWEC señala que la generación eólica tiene más potencial para la reducción de emisiones de carbono que cualquier otra energía renovable. La generación eólica es una parte indispensable de la solución al cambio climático al mismo tiempo que genera significativos beneficios socioeconómicos, señala la asociación.

Pese a ello el ritmo de instalación de generación eólica no es el necesario para alcanzar el umbral de emisiones cero, y es necesario hacer mucho más para desatar todo su potencial. De acuerdo con la hoja de ruta recientemente difundida por la Agencia Internacional de la Energía (AIE) y la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA), el mundo necesita que se instale al año de tres a cuatro veces más que en 2020 que fijó un récord de 93 GigaWatios instalados.

Con una pregunta retórica GWEC cuestiona y al mismo tiempo convoca el apoyo de Gobiernos, empresas y la gente al despliegue eólico. El eje de su campaña para la COP26 es: Viento. ¿Estás a favor? En su comunicado la asociación afirma que es necesario pasar de las palabras a la acción y trabajar juntos para escalar de forma masiva la potencia eólica si queremos alcanzar el umbral de emisiones cero para el 2050.

La propuesta es multiplicar por un factor de entre tres y cuatro el ritmo actual, lo que requiere que los gobiernos eleven sus ambiciones, simplifiquen los requisitos, inviertan en redes, y modernicen los mercados de energía de acuerdo con Ben Backwell, consejero delegado de GWEC.

De acuerdo con GWEC, que reúne a las principales empresas eólicas incluyendo fabricantes de turbinas, de bienes de equipo hasta generadores y promotores, la industria eólica tiene la tecnología, y hay un gran apetito de parte de los inversores y las compañías para pasarse a la energía limpia pero necesitamos que los gobiernos dejen de retenernos y estén todos a favor de las eólicas, señaló Backwell.

La energía eólica, tanto onshore como offshore, se ha expandido de forma significativa en la últimas décadas, es actualmente competitiva en costes y es una fuente de potencia en la energía limpia posicionada para estar en el centro de la carrera por las emisiones netas cero en el 2050. En la actualidad hay cerca de 750 GW de capacidad eólica global instalada que supone evitar en torno a 1.100 millones de toneladas de CO2, que equivalen al conjunto de las emisiones de América del Sur.

La generación eólica ha demostrado ser fiable y asequible, al mismo tiempo que es un motor sostenible para el desarrollo económico, según GWEC. A nivel global la energía eólica ha mostrado un despliegue récord impulsado por la innovación en el sector, una reducción de costes, y un aumento de su escala.

A resultas de este empuje la eólica es una de las energías de elección, señala la campaña de GWEC. Ésta también apunta a la necesidad de que los gobiernos confluyan en este esfuerzo facilitando el desarrollo de la eólica y advirtiendo que es una oportunidad para potenciar una recuperación verde, al mismo tiempo que se construye una infraestructura más resiliente y economías para el mañana.

La teoría es que invertir en eólica es una apuesta ganadora para que los países creen nuevos empleos locales e inversión hoy para impulsar la recuperación verde. Los gobiernos pueden perder su oportunidad de oro para alcanzar sus objetivos paralelos de acción por el clima y acelerar las economías tras la crisis de la Covid-19 si no adoptan acciones urgentes para impulsar el crecimiento de la generación eólica; necesitamos que se pongan serios sobre el viento, afirmó Rebecca Williams directora de COP26 en GWEC.

Algunas intimidades del sector

La subasta eólica marina británica alertó sobre la posible existencia de una burbuja de activos renovables... y sobre una crisis eólica por venir que GWEC no señala.
La subasta eólica marina británica alertó sobre la posible existencia de una burbuja de activos renovables… y sobre una crisis eólica por venir que GWEC no señala.

GWEC señala la reducción de costes en el sector eólico. Pero esta reducción se ha acoplado con un incremento del precio de las licencias a tenor de la última subasta de suelo submarino en Reino Unido para las eólicas off-shore. El aumento del precio de las licencias ha desencadenado una fuerte presión sobre los fabricantes de equipos que se encuentran en un periodo de fuerte competencia entre sí.

La industria de turbinas se queja de que los promotores y las compañías generadoras pretenden turbinas cada vez más baratas y eficientes. Esto ha conducido al incremento en la medida de las palas, por ejemplo, y al uso de materiales más ligeros para incrementar la generación por unidad. Pero el esfuerzo ha deteriorado los márgenes de los fabricantes como Siemens Gamesa o Vestas. Promotores como Ørsted mientras tanto ven caer sus márgenes por el precio de las licencias.

El consejero delegado de Ørsted, Mads Nipper, dijo está semana que hay apetito por parte de un número significativo de empresas por desarrollar proyectos, pero que el retraso en las decisiones sobre las licencias amenazaban con incrementar los costes en la medida que la competencia por las superficies utilizables aumentaba. Nipper estrenó su cargo a comienzos de este año y se ha mostrado muy crítico frente al incremento del precio de las adjudicaciones de suelo submarino en subastas.

El aumento de precio está directamente relacionado con la entrada de las grandes petroleras en el sector eólico que están dispuestas a prolongar la entrada en rentabilidad de los proyectos asumiendo precios altos en las adjudicaciones a cambio de poner un pie en el mercado y distanciarse al menos simbólicamente de los combustibles fósiles. Esto ha sido muy perceptible en el caso de BP y de Total a pesar de las críticas del consejero delegado de esta última por los altos precios en subastas.

Nipper dijo a la prensa esta semana que es necesario un incremento exponencial de la disponibilidad de lecho marino y advirtió que la oferta de subastas y adjudicación de licencias era particularmente estrecha este año. Ørsted es una empresa danesa en cuyo capital el estado tiene un 51% y su nombre original era Danish Oil and Natural Gas, es decir una petrolera, que se ha convertido en uno de los mayores jugadores en eólica off shore. La empresa ha decidido incrementar su apuesta de capacidad instalada off shore hasta los 50 GW en el 2030 subiendo desde su objetivo anterior de 30 GW.

Nipper señaló que la empresa quiere ser una de las grandes en el sector renovable. En el fondo la competencia es con las otras grandes petroleras que retrasaron la entrada en renovables y que pretenden ahora entrar al mercado y tomar una posición dominante a costes que van a someter a tensiones a las promotoras y empresas de energía eólicas.

El papel de la banca en el paso de las petroleras a las renovables

Porcentaje de activos en combustibles fósiles de los principales bancos europeos
Porcentaje de activos en combustibles fósiles de los principales bancos europeos, una situación señalada por el GWEC y que el BCE quiere enfrentar reduciendo el riesgo climático de las carteras.

Sin embargo, las petroleras se pueden encontrar con serios problemas financieros si las pruebas de estrés de los bancos para valorar el impacto del riesgo climático degradan activos e imponen requisitos de capital sobre los balances afectados por este riesgo. Es quizá que conscientes de esta posibilidad pretenden acelerar su entrada al sector.

El entrelazamiento profundo entre el sistema financiero y la estructura extractiva, desde las petroleras hasta la minería, pasando por la petroquímica, aun tiene que pasar la factura regulatoria a los bancos. Esto lo veremos más pronto que tarde a causa del interés de los bancos centrales por reducir el riesgo del sistema financiero vinculado al clima.

En España esto va a afectar de lleno a algunos grandes del sector como Santander, CaixaBank y BBVA. Los planes de contingencia de los bancos para este riesgo van con mucho retraso de acuerdo con fuentes al tanto del debate dentro de las entidades. En principio hace muy poco que los consejos de estos bancos han comenzado a percibir que esto es un proceso en desarrollo que no van a poder ralentizar.