Naturgy en apuros por una oferta de IFM Holdings

El gestor de fondo de inversiones australiano IFM Holdings Pty Ltd. controlado por la sociedad Industry Superholdings Pty, formada por 26 fondos de inversión sin fines de lucro, se ha convertido en el centro de atención de la vida económica española tras anunciar una oferta de adquisición por el 22,689% del capital de la empresa de energía Naturgy. La oferta, baja sin atenuantes, parece dirigida a las posiciones de Criteria.

El total de acciones solicitado por el mascarón de proa de IFM Holdings, Global InfraCoO S.à. r.l., controlada por una larga cadena de sociedades que pasa entre otras por las Islas Caimán, es de 220 millones. El precio de la oferta calificado como goloso por algunos sesudos analistas es de 23 euros por acción lo que supone un total de 5.060 millones de euros en caso de lograr su fin.

El anuncio de la oferta sobre Naturgy se realiza el mismo día que la subasta de renovables convocada por el gobierno con una rentabilidad previsible del 3% -por el precio mínimo del KW en la rueda de ofertas- resultó ser una lucha competitiva por la alta concurrencia. Algo que pone de relieve que una rentabilidad asegurada del 3% en las presentes condiciones de excedentes de liquidez globales y ausencia de inversiones rentables es un trofeo codiciado. Naturgy comunicó a la asociación de empresas del sector eléctrico AELEC el 5 de enero que dejaba de participar en la misma. Un elemento más en esta combinación de factores, desde luego no todos aleatorios.

La empresa se retiró de AELEC por su falta de conformidad con la decisión del gobierno de crear el Fondo Nacional para la Solvencia del Sistema Eléctrico de 7.000 millones de euros con el objetivo de eliminar de la factura eléctrica los costes de las renovables, la cogeneración y los residuos. Esto afecta a Naturgy en dos frentes, como compañía generadora de electricidad y como la mayor gasista del país. Es decir sufre por su exposición a los objetivos de desarrollo de energías renovables en lo cuales se centra una parte considerable de los planes de recuperación económica de la Unión Europea (UE) y por ende de España… al menos eso se supone. Pero como la subasta de renovables ha puesto de relieve, para los fondos de inversión una rentabilidad nominalmente baja en las presentes condiciones es una verdadera bendición.

Naturgy pareció sorprendida por la oferta ya que manifiesta a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que tomó conocimiento de la misma a través del comunicado enviado a la CNMV por Global Infraco O (2). IFM Holdings se debe a los objetivos de largo plazo de su núcleo de capital, los 26 fondos de pensiones que esperan inversiones solventes y de largo plazo.

Mientras Naturgy se muestra sorprendida, dos de sus mayores accionistas, Rioja Acquisition, S.à r.l. (CVC y Grupo March) y GIP III Canary 1, S.à r.l. (Global Infrastructure Management) se han obligado con el Oferente, de conformidad con las cartas descritas en el apartado 12 siguiente, a no aceptar la Oferta, de acuerdo con el comunicado a la CNMV. Es decir no sólo estaban al tanto sino que pactaron con el fondo australiano. Estos socios representan el 40,41% del capital de la sociedad.

Por su parte la Fundación Bancaria Caixa d’ Estalvis i Pensions de Barcelona a través de Criteria tiene el 24,424% del capital. La estatal argelina Sonatrach mantiene el 3,85%. Esto hace un total de 68,684% del capital y si se le sumara la cuantía pretendida por el oferente se alcanzaría el 91,373% del capital lo que dejaría flotando en el mercado el 8,63% del capital y pondría en cuestión la permanencia en bolsa de esta sociedad. No parece por tanto razonable pensar que esta oferta vaya dirigida al público inversor en general, sino más bien a las posiciones de Criteria pese a los comentarios en sentido contrario supuestamente vertidos por la oferente. A menos que se considere la posibilidad de la exclusión de la sociedad en bolsa mediante el squeeze out de los minoritarios. Por el momento, se abren seis meses de negociaciones hasta alcanzar el límite temporal de la presentación formal de la oferta. Es decir un largo periodo de negociaciones durante el cual se pueden abrir diversas posibilidades.

De lo que no cabe duda es de que para los fondos dedicados a infraestructuras algunas empresas españolas están baratas. IFM Holdings hace hincapié en que la prima que supone su oferta es jugosa, pero la realidad es que 23 euros está por debajo de la cotización de Naturgy el 19 de febrero de 2020, cuando marcó 24,61 euros por acción. Pandemia y crisis del capital mediante, Naturgy subió un 15% tras el anuncio de la oferta, y cerró a 22,19 euros ayer. La oferta es baja sin atenuantes. Los activos de la sociedad son muy relevantes y su precio es un fenómeno cíclico.

Finalmente Naturgy tiene un paracaídas de oro si esta situación le aprieta hasta el dolor en la posibilidad de que, por obra de la legislación que durante la pandemia protege a las empresas consideradas estratégicas, el gobierno no conceda la autorización para la inversión australiana. De momento todo está en el aire y algunos proyectos se disipan en él tan rápido como el gas…