Editorial: Precios del petróleo y emisiones cero

El azar, o la necesidad, quiso que la presentación del macroestudio coordinado con el FMI que ha hecho la Agencia Internacional de la Energía (AIE) fijando una hoja de ruta para alcanzar las emisiones cero en 2050 coincidiera con el retorno del precio del crudo a los 70 dólares por barril, el nivel pre Covid. El dato no es banal porque este precio hincha las velas de las petroleras que pugnan por ponerse al día con la ola verde.

El incremento de la recaudación que supone un alza de los precios del crudo crea la evidente contradicción de qué hacer con los ingresos excedentes. ¿Recomprar acciones para elevar el nivel de dividendos? ¿Retribuir más al capital para acallar a los fondos activistas y reforzar el apoyo de los propios? O invertir en la reconversión… estas son las contradicciones que el aumento de precios sugiere.

Mientras tanto, los analistas estiman que el precio, aunque al final de la jornada ayer perdiera fuerza quedando por debajo de los 70 dólares, tiene una senda futura al alza porque hay recuperación económica y tracción en economías como la de Estados Unidos y Asia.

Ya veremos si los desórdenes monetarios que se dibujan en el horizonte no van a desbaratar algunos pronósticos. Mientras tanto tengamos en cuenta las advertencias de Tamas Varga, un analista del broker PVM en Londres:

La euforia se refleja en la creencia generalizada de que el resurgimiento económico pronto se acoplará con una recuperación de la demanda de petróleo.

Advirtió sin embargo que esta demanda puede enfrentar vientos contrarios, como la aparición de la mutación del virus de Covid detectada por primera vez en octubre pasado en la India y oficialmente conocido como la variante B.1.617. Nadie sabe cuál es su extensión real en el resto del mundo. Un recordatorio de que a pesar de la euforia la pandemia sigue entre nosotros. Aun con vacuna. La naturaleza es terca y se subleva a su antojo alimentada por los desvaríos de la sociedad humana. Este es otro de los factores antagónicos a los mejores augurios de la AIE.