Regular qué inversiones son verdes

Desde 2016, Francia obliga a los inversores institucionales a declarar no sólo cómo integran los objetivos sociales, de medio ambiente y gobernanza (ESG) en sus políticas de inversión, sino cómo gestionan su riesgo y cómo incorporan específicamente las consideraciones sobre cambio climático en su estrategia.