Fermi Energy, una start up con sede en Tallin, anunció esta semana sus planes para poner en marcha un Reactor Modular Pequeño (SMR por sus siglas en inglés) en 2035 como alternativa a la reducción de emisiones en el país. Un imprevisto cambio de Gobierno en Estonia en la segunda semana de enero había dejado en el aire el proyecto para reforzar el sistema eléctrico con estos equipos como parte del objetivo de una drástica reducción de emisiones en el país.