El Tribunal Europeo de Cuentas es la institución que vela por el buen uso del dinero de los y las contribuyentes de la Unión, y sus auditores suelen desmenuzar con diligencia la Política Agraria Común (PAC). No es para menos: la PAC es la mayor partida del presupuesto comunitario, unos 60.000 millones anuales en los últimos seis años. La Coalición Por Otra PAC lanzó esta semana la campaña #LaPACbajoLaLupa con un exhaustivo análisis de los principales informes agrarios del Tribunal de Cuentas, que evidencian que la Política Agraria Común tiene graves carencias a la hora de asegurar una renta justa de agricultores y ganaderas o contribuir a los objetivos europeos en materia de clima y biodiversidad.