El transporte marítimo verde tiene incertidumbre sobre el precio y sobre la disponibilidad real de los combustibles limpios que necesita a corto plazo para reducir emisiones un 40% durante la próxima década y llegar a las cero emisiones netas antes de 2050 como se plantea aprobar la Organización Marítima Internacional (OMI) en su próxima reunión del 10 al 14 de junio.