Los anuncios de las petroleras se han convertido en verdaderos shows virtuales de tecnologías renovables. El compromiso de cero emisiones netas en la extracción de hidrocarburos induce a pensar que el resultado de la labor de las compañías no produjera emisiones. Y sin embargo, hasta ahora han conseguido mantener un perfil bajo…y librarse de las denuncias de greenwashing. Pero las grandes ONGs internacionales comienzan a responder.