Por todo el mundo, los países necesitan incrementar con urgencia el despliegue de la generación eólica para poder hacer frente a la emergencia climática, de acuerdo con el Global Wind Report que presentó el Consejo Global de la Energía Eólica (GWEC, por sus siglas en inglés) esta semana en el Día Mundial del Viento. La asociación señala que nos encontramos en una década decisiva para la acción frente al deterioro del clima. El sector eólico intensifica su llamamiento para una urgente acción frente al clima con la vista puesta en la conferencia COP26 en noviembre este año.

¿Estamos ante la primera crisis eólica? Las tres mayores estrellas del sector eólico han tenido el viento en contra en el comienzo de este año. Siemens Gamesa que anunció ya resultados para los dos primeros trimestres de su año fiscal 2021 que comienza en octubre ha revisado la perspectiva de beneficios para el año a la baja. Ørsted, el mayor promotor eólico internacional, dijo que debe hacer una provisión por el deterioro de cableados de sus parques off-shore que puede alcanzar a los 430 millones de dólares. Vestas anunció una pérdida de 80 millones de euros en el primer trimestre de este año.