Abu Dhabi gana el pulso y la OPEP llega a un pacto de última hora para aumentar la producción de crudo global. Francia, España, Italia, Hungría, Letonia, Irlanda y Bulgaria expresan temores ante «Fit for 55». Crecen las dudas sobre la capacidad de los PERTEs españoles para movilizar tantos capitales privados como espera el gobierno.