La nueva propuesta de taxonomía para las finanzas sostenibles la Comisión Europea, compartida con los países de la UE el sábado y filtrada al sitio de noticias Contexte el lunes, clasifica las plantas de gas que generan energía más calefacción o refrigeración como una inversión sostenible si se cumplen ciertas condiciones sobre emisiones hasta 2025.

El borrador del libro de reglas de taxonomía para las finanzas sostenibles que la Comisión Europea llevó al Parlamento el noviembre pasado se ha convertido en un quebradero de cabeza para los reguladores. Los distintos bandos en lo referente a este tema en el Parlamento, parecen a punto de ponerse de acuerdo en no estar de acuerdo con la propuesta para acabar con el green washing.