Las grandes empresas han presentado ya sus proyectos para obtener Fondos de Recuperación. Sin embargo, la gestión se retrasa y todavía no se sabe siquiera la forma que tendrán los concursos públicos. El retraso puede afectar de lleno al calendario económico. Estamos a poco de que las inquietudes en el sector comiencen a golpear la puerta del cancerbero de la presidencia. Y mientras, entre Bruselas y Karlsruhe todo pende de un hilo.