Los traders quieren unirse a la procesión pero seguir repicando

Sala de traders del BBVA Sala de traders del BBVA

Los traders, grandes intermediarios de materias primas, han decidido poner al menos un pie en las energías renovables sin abandonar su lucrativo negocio en los combustibles fósiles. Es decir, unirse a la procesión sostenible y renovable pero seguir repicando las campanas en la torre de las materias primas. Su estrategia es la doble vía.

Tabla de contenidos

El juego de los traders… y de las petroleras

Compañías como Repsol o Naturgy cuentan con departamentos de traders
Compañías como Repsol o Naturgy cuentan con departamentos de traders

Desde luego esta no es una exclusividad de los intermediarios de materias primas. Vale la pena recordar que las petroleras, como Repsol, o las compañías activas en el gas como la ahora denominada Naturgy, tienen departamentos de traders que -cuando lo hacen bien, porque a veces se equivocan- generan buenos beneficios para la cuenta de resultados.

Ninguna de ellas va a abandonar los combustibles fósiles, pero han puesto el pie en las renovables. Lo mismo ocurre con los traders que aprovechan las fuertes oscilaciones de los precios de las materias primas para ponerse a favor o en contra del mercado, según convenga, y obtener considerables beneficios. La mayoría de ellas está metida hasta las cejas en la negociación de crudo. Apuestan a que en el periodo de transición el petróleo seguirá siendo un combustible imprescindible, y otro tanto ocurre con el gas porque el trasvase es un proceso que inevitablemente se va a extender, afirman.

Los grandes traders

Proyectos como Vostok, en pleno Ártico ruso, atraen a grandes traders  globales como Trafigura
Proyectos como Vostok, en pleno Ártico ruso, atraen a grandes traders globales como Trafigura

Las grandes traders independientes como Vitol, Trafigura, Gunvor, Glencore o Mercuria son conscientes del proceso por el cual los gobiernos, la sociedad, los consumidores, y las grandes empresas, han abrazado la causa verde, las energías renovables y los procesos sostenibles. Poco han tardado en concluir que el proceso es irreversible y que integrarse en el puede ser una fuente de beneficios.

Como grandes expertos en arbitraje a los traders no se les escapó lo que puede suponer un mercado de carbono desarrollado a escala internacional. Con independencia del mercado de derechos de emisión europeo (ETS, por sus siglas en inglés) los gobiernos de muchos países estudian como poner un precio en el mercado al carbono como un mecanismo de regulación indirecta de las emisiones de gases de invernadero vía precios. De allí la deducción lógica de que arbitrar en ese mercado puede ser una fuente de grandes beneficios. Una actividad a la que ya se dedican los bancos de negocios con fervor.

De acuerdo con Marco Dunand, co fundador de Mercuria uno de los principales traders globales, en los mercados de CO2 gran parte de los agentes que son contrapartida son grandes emisores de gases de invernadero y «necesitan una solución para sus emisiones de CO2» a medida que estas son penalizadas o se ven limitadas por acuerdos.

Mercuria a decidido destinar el 50% de sus inversiones a proyectos vinculados con la transición energética. La decisión se alcanzaría en el plazo de cinco años según afirmó Dunand ante la Cumbre Global de Materias Primas auspicada por el Financial Times.

De acuerdo con las declaraciones de este ejecutivo el proceso ya se ha iniciado y la empresa ha destinado 500 millones de dólares a esos proyectos. En la misma conferencia Rusell Hardy, el consejero delegado de Vitol, la empresa mayor entre los traders independiente de petróleo, afirmó que la estrategia de su compañía era destinar la mitad de sus inversiones a renovables y combustibles de transición como el gas. La empresa ha comprometido más de 1.000 millones de dólares en inversiones en renovables.

La competencia entre traders y los márgenes de las renovables

Las grandes cifras de negociación de traders como Trafigura dejan cuantiosas márgenes
Las grandes cifras de negociación de traders como Trafigura dejan cuantiosas márgenes

La decisión de desarrollar inversiones en energía solar, eólica y en el hidrógeno supone sin embargo una competencia feroz y márgenes mucho menores a los que están acostumbradas traders que amasan fortunas en el mercado mundial de petróleo.

Lo que ocurre en cualquier caso es que todos los traders prevén que en un futuro no muy lejano la producción de crudo comenzará a caer y será sustituido por otros combustibles. La decisión de sostener una doble vía para el beneficio, combustibles fósiles y energías renovables, los expone además al activismo que los acusará de lavado verde.

Pero de momento los colosales ingresos que exhiben los traders, como los del 2020, les sirve de escudo y se pueden dar el lujo de arriesgar. El presidente ejecutivo de Trafigura, Jeremy Weir, lo dice con claridad, la conversión de los combustibles fósiles a los renovables no se puede hacer de la noche a la mañana. «No se puede dejar de encender las luces»… afirma.

Trafigura, otro de los grandes traders, ha destinado 2.000 millones de dólares a desarrollar o adquirir 2 gigavatios de energía solar, eólica y desarrollo de sistemas de almacenamiento de energía hasta el 2025. Las renovables y la energía constituirán «un importante tercer pilar» de la actividad de la empresa, señaló Weir en la Cumbre Global.

«Creo que será una importante contribución al beneficio de nuestra empresa en el plazo de cinco años y ciertamente en el de 10 años», afirmó Weir. Pero la empresa está lejos de tomar distancia de los combustibles fósiles.

La conquista especulativa del Ártico

Proyectos como Vostok, en pleno Ártico ruso, atraen a grandes traders  globales como Trafigura
Proyectos como Vostok, en pleno Ártico ruso, atraen a grandes traders globales como Trafigura o Vitol

Trafigura ha decidido adquirir un 10% del capital en Vostok Oil, un proyecto de explotación de crudo en el ártico ruso, a un coste de 7.300 millones de dólares.

Este proyecto cuenta además con el apoyo decidido del jefe del Kremlin, Vladimir Putin. Esto es lo que los traders califican de doble vía y que no cabe duda los grupos defensores del medio ambiente van a rechazar con virulencia, sobre todo al tratarse de la ampliación de las fronteras extractivas en una zona de biodiversidad escasamente explorada y considerada una reserva de la biosfera. El proyecto por añadidura tiene dimensiones faraónicas y es escasamentre compatible con el control del incremento de la temperatura de la atmósfera.

Weir defiende su inversión porque afirma que ese crudo será necesario para la transición energética. Aunque lo que se puede intuir es que la motivación es hacerse con crudo barato para alimentar su maquinaria global de trading de petróleo.

Trafigura no está sola, Vitol anunció este mes que había cerrado un acuerdo para tomar una participación del 5% en el capital de Vostok Oil. Hardy señaló que espera que la producción de crudo regrese a los niveles pre pandemia el año que viene con 100 millones diarios de crudo, elevándose hasta los 105-110 millones de barriles diarios en adelante hasta que toque un máximo y comience a descender en el 2030.

El argumento para su participación en Vostok es que ese crudo será necesario para rellenar la brecha entre demanda y producción que parecería entre 2025 y 2035, afirmó en la Cumbre Global. Vitol también ha invertido 1.000 millones de dólares este año en dominios de crudo no convencional en Estados Unidos.

El director financiero de Vitol, Jeff Dellapina, señaló que en la medida que las petroleras y los bancos se retiren de la financiación de la extracción de crudo se abre una ventana de oportunidad para los traders en materia de financiación de actividades upstream.

Mercuria que negocia en torno a 2 millones de barriles de crudo al día ha señalado que no entrará en ninguna gran operación petrolera como las del Ártico, cuyo periodo de desarrollo es extremadamente largo. Pero la empresa tiene un nicho de especialización en la medida que se ha dedicado a ofrecer financiación y servicios complejos a otras empresas en una actividad más asimilable a los bancos de negocios que a las empresas de trading puro.

En el 2014 adquirió parte de la operación de negociación de materias primas físicas al banco JPMorganChase para refrozar su actividad, en particular en los mercados de energía.

Los traders, el carbón y la electricidad

Central térmica y mina de carbón a cielo abierto en Bogatynia, Polonia
Central térmica y mina de carbón a cielo abierto en Bogatynia, Polonia

Vitol y Gunvor tienen especial interés en los mercados de negociación de electricidad, lo cual tiene toda la lógica para empresas expertas en la negociación de precios spot y de futuro con una fuerte presencia en los mercados de materias primas. Aunque lo destacable es que la negociación de la energía eléctrica no está centralizada en grandes mercados internacionales sino que está diseminada a escala global porque su negociación es eminentemente local.

Gunvor, que hace explícito su interés en el desarrollo de los mercados de electricidad y que tiene plantas de biofuel en la Rioja y Huelva, considera que el carbón sigue siendo la espina dorsal de la generación de energía en la mayor parte del mundo y «su uso está creciendo» de acuerdo con Torbjörn Törnqvist, consejero delegado de esta empresa, al tiempo que señala que el reemplazo de ese combustible es el gas natural.

Hanna Hauman, directora de negociación del mercado de carbono de Trafigura señaló durante la conferencia que a su criterio el mercado de negociación de derechos de emisión o precios del carbono emitido tiene el potencial de adquirir 10 veces el tamaño del mercado de petróleo.

Mientras tanto la unidad de renovables y energía de Trafigura que incluye al CO2 perdió dinero en el primer semestre contable de la empresa que acabó en marzo. Pese a ello esperan ganar dinero en esa división en el segundo semestre.

El gran problema al que hacen frente los traders es que la negociación de la energía eléctrica se hace de forma continuada. Con los electrones no hay posibilidad de acaparar de momento, no hay almacenes, ni barcos, y esto determina que la capacidad de esperar es inexistente. De allí que los márgenes sean estrechos, más próximos a los de las eléctricas que a los traders de crudo. Aunque ya se sabe, siempre se puede especular en España donde el mercado se ha hecho a la medida de los súper beneficios.